Internet móvil: subirse al carro de la movilidad

5 agosto 2016

Primero fue Internet, y ahora son los smartphones y tablets los que están cambiando nuestra forma de consumo: de camino al trabajo leemos las noticias, vemos un capítulo de nuestra serie favorita en el metro, jugamos al Candy Crash en el bus o contestamos un Whatsapp personal durante una reunión. A la hora de comer nos ponemos al día en Facebook y Twitter, de vuelta a casa buscamos una tienda donde comprar un regalo, consultamos una receta para la cena, o atendemos un mail personal. En casa, con la tele de fondo, escogemos destino, buscamos el mejor precio y reservamos el viaje para nuestras próximas vacaciones. ¿Se sienten identificados? ¡Seguro que sí!

 

La movilidad, el aspecto más destacado del uso de Internet

Según el informe anual sobre La Sociedad de la Información en España, publicado por la Fundación Telefónica, el aspecto más destacado en relación al uso de internet en nuestro país el pasado año, es el fuerte crecimiento del acceso a la Red en movilidad. Del estudio se extrae que más de 21 millones de españoles han accedido a Internet en movilidad y que el teléfono móvil es el dispositivo preferido por los usuarios para ese acceso.

Otro estudio publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares, señala de la misma manera que, por primera vez, el móvil se ha convertido en el principal tipo de conexión a Internet. En 2014, un 67,2% de los hogares accedió a la Red a través de su Smartphone. La penetración de este tipo de dispositivos en nuestro país es una de las más elevadas de la Unión Europea, con un 81% de teléfonos inteligentes sobre el total de móviles, situándose así 10 puntos por encima de la media, y experimentando además un crecimiento de cinco puntos en el último año.

 

Pero… ¿cómo afectan estos cambios a nuestras estrategias de marketing?

Afectan, y mucho. Las estrategias más exitosas serán aquellas que incorporen y asimilen la extrema conectividad de los españoles y la complejidad de comportamiento online de cada segmento. Saber cuándo, cómo, dónde, por qué y a través de qué dispositivos se conecta nuestro consumidor, es clave para atraer e interactuar con el mensaje adecuado en el momento preciso. Así mismo, tener una presencia consistente en todos los canales es vital también para poder dar al consumidor la experiencia de compra que espera.

Más de la mitad de los usuarios de smartphones y tablets utilizan servicios basados en la geo-localización para informarse de ofertas locales previamente a su compra. Y es que, como bien apunta el observatorio eCommerce de la consultora GFK, la omnicanalidad se afianza y se extiende a todos los canales posibles. El público utiliza de manera integrada medios online y offline para informarse y buscar datos sobre distintos productos o servicios. El estudio muestra que un 56% buscó información antes de la compra: un 50% los hizo online y un 30% offline.